<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=270381907536151&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Buenas prácticas de ortodoncia para evitar una reclamación jurídica

Comunidad S.C.A.R.E - FEPASDE
Publicado por Comunidad S.C.A.R.E - FEPASDE | 6/01/22 08:30 AM

En el último tiempo, la demanda en el campo de la ortodoncia ha ido aumentando de forma progresiva, cada vez son más los pacientes que llegan y entienden la importancia de cuidar y controlar su salud oral. Sin embargo, este resultado se acompaña transversalmente con el aumento de reclamaciones jurídicas por la insatisfacción de los pacientes o resultados indeseados, tales como:

  • Periodontitis crónicas

  • Reabsorciones radiculares

  • Pérdida de niveles óseos o piezas dentales

  • Entre otras.

Antes de entrar en materia, es importante aclarar que la ortodoncia es una especialidad de la odontología que busca la prevención, diagnóstico y tratamiento de los trastornos con relación entre los maxilares y las malposiciones dentales, entre otras patologías. Además, tiene como objetivo mejorar la armonía dentofacial y lograr una adecuada función masticatoria.

Cómo afiliarse a la S.C.A.R.E y FEPASDE

 

Debido al contexto anterior, en el artículo: “Todo por una sonrisa. Buenas prácticas en ortodoncia mitigan el riesgo jurídico de la especialidad”, publicado por la S.C.A.R.E., se identificaron algunos factores que aumentan las quejas o litigios y se sugirieron algunas recomendaciones para evitar los riesgos médicos-legales durante la práctica profesional… ¡Sigue al pie de la letra cada punto!

 

1. Detalla hasta el más mínimo detalle en la historia clínica

 

Es fundamental que el especialista en ortodoncia diligencie la historia clínica de forma detallada, legible, completa y sin el uso de siglas. Durante una primera fase se recomienda registrar los siguientes datos:

  • Datos generales del paciente (nombre completo, documento de identidad, edad, dirección, teléfono de contacto y datos).

  • Datos generales del responsable

Durante la anamnesis o etapa de indagación se debe recopilar la siguiente información:

  • Antecedentes médicos y odontológicos

  • Medicamentos que consume en el momento 

  • Información que se considera de alta importancia para el tratamiento, como por ejemplo la condición de salud del paciente que puede influir en el éxito del tratamiento.

Con una historia clínica diligenciada al detalle y de manera ordenada, se puede evidenciar el compromiso del especialista y de la institución de salud que presta el servicio de atención, demostrando que los actos asistenciales efectuados por el profesional se ajustan a la lex artis, que las condiciones o antecedentes del paciente influyeron en el resultado final del tratamiento, etc., por lo cual es fundamental no omitir ningún tipo de información, toda vez que contar con una historia adecuadamente diligenciada disminuye su riesgo legal y aumenta las probabilidades de éxito ante una eventual reclamación del paciente.

 

Estos contenidos fueron realizados para tu desarrollo profesional:

 

2.   Realiza análisis clínico y reúne imágenes diagnósticas

 

Recomendaciones para evitar las demandas en ortodoncia

 

En la primera consulta es necesario realizar un examen detallado de los tejidos blandos y duros. En este caso se debe registrar el análisis facial, funcional, de las funciones periodontales y, además, ordenar las radiografías panorámicas, estudios cefalométricos, las fotos intra y extra orales y modelos de diagnóstico.

 

3. Explica el tratamiento indicado y obtén el consentimiento informado

 

El estado clínico del paciente ya se obtuvo en la fase anterior, ahora es necesario detallar en la historia clínica el tratamiento de ortodoncia indicado según la patología o condiciones a tratar. En esta documentación se debe anexar:

  • El tiempo que dura el tratamiento

  • Los aparatos especializados que serán utilizados en los distintos procedimientos

  • Alternativas terapéuticas secundarias (si existe la posibilidad)

  • La información complementaria suministrada al paciente

  • Su percepción y la aceptación o rechazo del tratamiento propuesto

En este punto vale la pena recordar que el Decreto reglamentario 491 de 1990 de la Ley 35 de 1989, ley de ética del odontólogo colombiano, menciona que el profesional está en la obligación de informarle al paciente sobre los riesgos, incertidumbres y demás circunstancias que puedan afectar e interrumpir el buen resultado del tratamiento.

Con esta información, el paciente estará en plena libertad de aceptar o rechazar el procedimiento, de acuerdo con su decisión, el profesional encargado deberá registrar cada detalle en la historia clínica y obtener el consentimiento informado, garantizando de esta forma el derecho del paciente que respeta su autonomía personal para tomar decisiones acerca de su salud oral.

El consentimiento informado que revisará el paciente debe contener:

  • Datos personales del paciente 

  • Alternativas de tratamiento propuestas

  • Riesgos y complicaciones del tratamiento escogido por el paciente, detallando e indicando los generales del procedimiento y los particulares para el paciente en atención a su condición de salud u otras circunstancias que puedan influir en el tratamiento general y particular

  • Los compromisos que asumirá el paciente después del procedimiento (asistir a las citas, seguir recomendaciones como, por ejemplo, no comer cosas duras, mantener una adecuada higiene, etc.)

  • Las medidas higiénicas que se deben seguir

  • Firma, nombre completo y documento de identidad del paciente o su representante, aceptando el procedimiento a realizar con la fecha respectiva

  • Firma, nombre completo e identificación del ortodoncista tratante.

 

4. Informa al paciente de la importancia del autocuidado

 

Buenas prácticas en ortodoncia

 

Después del tratamiento, el paciente debe asumir y entender que el autocuidado es un aspecto relevante para el éxito del tratamiento de ortodoncia. La Resolución 4343 de 2012, expedida por el Ministerio de Salud y Protección Social sobre derechos y deberes del paciente, es clara en manifestar que la persona atendida tiene el deber de propender por su autocuidado para atender las recomendaciones dadas por el personal de salud y asistir a los controles pertinentes para revisar el avance del procedimiento o tratamiento realizado, compromiso que asume el paciente y del que quedará constancia en el consentimiento informado.

Por lo general, los tratamientos de ortodoncia suelen prolongarse, por lo que es necesario programar seguimientos periódicos, para ello se recomienda incluir en el registro de controles la firma del paciente, dejando constancia que conoce las actuaciones y revisiones llevadas a cabo durante el control o etapa del procedimiento.

Este registro de controles debe incluir:

  • Condición del paciente

  • Tipo de arcos y cadenetas

  • Informes de las radiografías panorámicas de control y de las radiografías periapicales

  • Procedimientos realizados para llevar control de los mismos, detectar oportunamente las complicaciones y tratarlas de forma adecuada

 

5. Garantiza la adecuada custodia de la historia clínica

 

De acuerdo con la Resolución 1995 de 1999 que establece las normas para el manejo de la historia clínica y la Ley 2015 de 2020 que crea y define el uso de la historia clínica electrónica interoperable, la custodia de este documento es del prestador de servicios de salud, por eso es necesario archivar, clasificar y mantener ordenada la información del paciente para evitar confusiones, omisiones y posibles fallos con el tratamiento de los datos o con la pérdida o deterioro del documento que la contiene. 

 

6. Mantente actualizado en el ejercicio de la especialidad

 

Cómo evitar reclamaciones jurídicas en ortodoncia

 

El ortodoncista debe ejercer su profesión según lo estipulado en la Lex Artis, cumpliendo con los protocolos o manejos definidos según el tratamiento realizado y, además, brindando un trato integral e interdisciplinario de forma prudente para no someter al paciente a riesgos injustificados

 

7. Conserva buena relación con el paciente

 

No olvides que la relación ortodoncista-paciente debe ser amena y empática para lograr una comunicación fluida que aporte al éxito del tratamiento. Este punto hace que se fortalezca la confianza con la persona atendida, disminuyendo el riesgo de declinación del tratamiento, inconformidades o litigios jurídicos.

 

Cómo evitar una reclamación jurídica en el sector salud

En la S.C.A.R.E. y FEPASDE estamos comprometidos con la protección y el bienestar del Talento Humano en Salud. Afíliate con nosotros y recibe asesoría jurídica las 24 horas y los 7 días de la semana… ¡No lo pienses más!

Tags: asesoria juridica

Suscríbete a nuestro Boletín